Páginas vistas en total

"Cuando el ánimo está cargado de todo lo que aprendimos a través de nuestros sentidos, la palabra también se carga de esas materias. ¡Y como vibra!"
José María Arguedas

lunes, 22 de mayo de 2017

Fuscán: "Lecturas selectas sobre Cajamarca", Los "olvidos" de Luzmán Salas Salas.

Por Jorge Antonio Chavez Silva.

Hemos leído con suma atención el libro "Lecturas selectas sobre Cajamarca", de Luzmán Salas, y la sensación que nos ha quedado es que, para el autor, fuera de Cajamarca, en el resto del departamento, creativamente, no sucede nada. Nadie piensa, nadie escribe, nadie hace arte, nadie, en suma, puede disputarle la supremacía intelectual a Cajamarca.

Luzmán Salas Salas, un cutervino prohijado en Cajamarca, ex decano de la Facultad de Educación y secretario general académico de la Universidad Nacional de Cajamarca, que, según reza la contratapa de su libro, es "el escritor que más ha investigado, valorado y difundido la producción literaria de Cajamarca", al parecer cree que más allá de la capital del departamento y región, Cajamarca es un desierto intelectual. En lo que se refiere a Celendin, por ejemplo, olvida en el campo de la literatura la obra de Alfonso Peláez Bazán, ganador en 1944 del Premio Nacional de Fomento de la Cultura Ricardo Palma (por lo que el Ministerio de Educación publicó Tierra Mía, un libro mítico, que recoge parte de su producción literaria de entonces, junto a las de Porfirio Meneses y Francisco Izquierdo Ríos). Olvida también la internacionalidad de la obra de Armando Bazán. Para no hablar ya, más actualmente, de los premios obtenidos en el Perú y el extranjero por Alfredo Pita y José de Piérola, de la producción poética de Jorge Horna y Jorge Wilson Izquierdo (sobre cuyos poemarios he leído, sin embargo, comentarios suyos). Todos ellos quedan hundidos en un olvido no ominoso, sino sospechoso y cómico. Si Salas Salas menciona a Julio Garrido Malaver como celendino, es porque su dimensión como poeta es trascendente como la piedra inmemorial a la que cantó.

Salas Salas cita en varias oportunidades a Nazario Chávez Aliaga como fuente de información, más no como escritor, ni ensayista.

En el colmo de la audacia, o ignorancia, dice que el gran Jorge Diaz Herrera nació donde no nació, ni biológica ni intelectualmente. Dice: "Insigne y laureado poeta, cuentista y novelista. Nació en Cajamarca en 1941...", cuando todo el mundo sabe de la cuna celendina de nuestro versátil escritor. Emplear "cajamarquino" en lugar de "celendino", en nuestro caso, es engañoso e intencional. Esta circunstancia, el mismo Diaz Herrera se cuida de recalcar ante sus editores y nos la ha ratificado en carta dirigida a CPM y a mi persona:

A Jorge Chavez Silva
Querido Jorge

"Te agradezco nuevamente por tu generoso empeño en difundir las cosas que escribo. La verdad lo que más me gustaría es viajar a nuestra tierra, ojalá en tu compañía. Y conversar con la juventud celendina acerca de tantas palabras que le debo a nuestra cultura".

"Pienso además que sería una oportunidad para poder desarrollar una serie de temas y para obsequiar una (o más ) colección (nes) de mis obras (hablaria con los editores) a la biblioteca o bibliotecas celendinas. Además, podríamos, con el auspicio de mi editor actual, presentar una feria del libro con títulos de muchísimos autores a precios que trataría de convencer a los editores fueran de lo más asequibles"

"Ya te he confesado antes que Celendin solo existe en mis cavilaciones merced a los inacabables e incomparables relatos que de nuestra tierra me hacían mis abuelos, que fue con quienes me crié. Me sacaron de ese paraíso a menos de dos semanas de nacido. Pero es como si siempre siguiera allí".

"Bueno, querido Jorge, ya seguiremos conversando".

Un gran abrazo shilico,
Jorge Diaz Herrera.

Para completar esta exposición de carencias de información, digamos, Salas Salas olvida, entre los pintores al gran acuatelista Alfredo Rocha Zegarra, artista reconocido por otros autores, más certeros e imparciales, que recogen la huella de su paso por el Cuzco y por Europa.



No hablemos ya de otros personajes epónimos celendinos, de forjadores de cultura que tienen un sitial bien ganado en la historia del departamento. Citamos para muestra los casos de David Sanchez Infante, Pedro Ortiz de Montoya, Antonieta Inga del Cuadro, Augusto G. Gil Velásquez, Arístides Merino, etc.

No creemos equivocarnos si decimos que el cutervino Salas Salas, contagiado de la animadversión ancestral de los cajamarquinos hacia los nacidos en Celendin, obvia antojadizamente y voluntariamente a nuestros coterráneos de la historia cultural que intenta pergeñar en el libro citado, en el que cita a los citados por su lugar de origen, minimizando a los nuestros.

Porque finalmente no creemos que sea ignorancia ni olvido, a Salas Salas, a alguien que se precia de ser "el escritor que más ha investigado, valorado y difundido la producción literaria cajamarquina", le decimos que puede actuar de esta manera, si quiere, pero nunca olvidar que su versión de la aventura cultural cajamarquina no pasa de ser eso: su versión, apenas, nada más.

Fuente: Revista de CPM Fuscán N° 13 de Agosto \ Setiembre de 2009.

sábado, 20 de mayo de 2017

(CONCIENCIA CRÍTICA: SUPLEMENTO LITERARIO) Siquiera algo debería aprender el ser humano

Por Mario Peláez Pérez

QUILLA*

“Como no voy a quererlos más, si cada día se deprecia a las personas por el color de su piel; cómo no voy a preferirlos si cada hora se envenena el medio ambiente y depreda la naturaleza; cómo no voy a dialogar feliz con ellos, si cada día aperturan nuevas guerras…”, monologaba Ernestina. Su rostro no registraba aspavientos, pero muy dentro de ella avivaba una filuda desazón.

Con esta pesada carga sicológica ingresó al salón de clase. Eran 18 niños y 3 niñas, entre los 8 y nueve años.

- Buenos días maestra Ernestina – se escuchó cual coro desafinado.

- Buenos días, buenos días. Hoy, como ya les venía diciendo, celebramos el día del idioma, del castellano, que es muy bonito porque se acompaña con el quechua, que es la otra habla madre. Cientos de palabras quechuas están enlazadas con el castellano. Muchas comidas calles y apellidos se denominan con palabras quechuas que las pronunciamos diariamente.

- Señorita, señorita, Jhon se apellida Condori Vilca - dijo Ester 

- Señorita, yo vivo en Túpac Amaru - afirmó Carlos

- Ya ven ¡qué bién, qué bién!. Celebremos el Día del Idioma recordando a Don Miguel de Cervantes Saavedra el autor de El Quijote. Y la mejor manera de celebrar es con un cuento. Un cuento sobre la lealtad de los perros.

(Mentalmente, la maestra repitió, “cómo no voy a quererlos más si cada día se desprecia…)

- Señorita, yo tengo una schnauzer que se llama Quilla, es trome, muy inteligente, señorita.

- Entonces, que el cuento se llame Quilla, que en castellano significa luna, dijo sonriendo la maestra, y agregó, antes de empezar a contarles el cuento, recordemos lo que decía un gran poeta llamado Walt Whitman sobre los perros: “no se pasan la noche en vela llorando por sus pecados/ a ninguno le enloquece la manía de poseer cosas/ ninguno se arrodilla ante otro…” 

(Y con prisa retornó el monólogo a su mente, “Cómo no voy a dialogar feliz con ellos…”)

- Señorita, y Quilla tiene apellido – preguntó Olinda que se sentaba en la primera carpeta.

- No, solo Quilla, es un lindo nombre; que por su mirada todos confirman que era muy curiosa, muy preguntona. Ahora cierren los ojos y dibujen en sus mentes el rostro de Quilla, precisó la maestra. Y agregó con el pensamiento, como si fuera un poema visual.

Quilla saltaba alrededor de su amo como un Yo -Yo. Nunca gruñía de mal ánimo. El anciano se llamaba Julián, y con ambas manos acariciaba el rostro de Quilla. Con paso lento se dirigían al parque. Don Julián olvidaba cerrar su pequeña habitación ubicada debajo de la escalera, que desde hace muchos años lo consideraba suya.

En el parque don Julián siempre se sentaba en la misma banca, mientras Quilla ladraba, con ladridos metafóricos y dibujaba con sus saltos todas las geometrías posibles. Él, entre tanto, repasaba su vida: el pasado. Recordaba su terruño, Oxamarca, pero en especial su encuentro con Quilla, que cachorrita se había perdido y deambulaba y miraba desesperada en todas las direcciones; alguna soledad parecida vivía don Julián; y en estas circunstancias sus miradas se encontraron, se anudaron. Desde ese instante al mirarse sabían lo que el otro pensaba, lo que sentía. Grandes conversaciones emprendían, y Quilla siempre con humildad renovaba sus miradas. No había secretos entre ellos. Don Julián conocía a sus galanes perrunos, de como Quilla los asumía como amores al paso.

Don Julián perdía cada vez más la memoria, y los achaques se acumulaban en su encorvado cuerpo, situación que Quilla lo sabía muy bien, por eso nunca se separaba más allá de un metro, hasta donde llegaba la sombra de don Julián. De otro lado los vehementes escozores que recorrían sus canillas no eran cosas que desatendía Quilla. Todas las mañanas aliviaba el escozor con lamidas y relamidas; que don Julián agradecía acariciando su rostro; entonces la mirada de Quilla se encendía como queriendo alumbrar al sol o simplemente expresar su conmovedor amor.

Una tarde, como a las 2, don Julián no respondía a Quilla, a pesar de sus insistentes ladridos como salidos del corazón, pues como todos los días ya debería estar en el parque, en su banca favorita. Quilla labrada con tonos agudos y concentraba su mirada en el rostro de su amo. Saltó a la tarima que hacía las veces de cama y empezó a lamer con fluidez su rostro; luego con su pata derecha escarbaba el tórax de don Julián.

No había respuesta. Entonces Quilla dio saltos acrobáticos con ladridos tristes que dejaba helado el corazón.

Cuando la beneficencia mandó enterrar a don Julián en un cementerio de San Juan de Lurigancho, no se le vio a Quilla por ningún lado. Pero meses después, en el Día de Todos los Santos, se encontró su cuerpo a medio enterrar junto al sepulcro de su amo, más el sombrero celendino que siempre llevaba puesto don Julián. 

La maestra Ernestina no pudo disimular del todo su tristeza. Algunos niños sonreían, otros tenían los rostros compungidos y otros, con la mano en alto, dispuestos a preguntar y preguntar…

Sin duda la nobleza es el patrimonio de los niños. Ellos si, susurró la maestra (Hasta el próximo, domingo amigo lector).

* A mi hija Alejandra en su lindo cumpleaños

Sucre, fiesta y literatura.

Publicamos parte de los prólogos de los libros presentados como plato cultural y espiritual en el marco de la Feria en honor a San Isidro Labrador:


Obras y prólogos

I

Óyete Carajo!
(Tercera Parte)

"Emil Leoncio Aliaga Diaz, joven profesional sucrense, nos trae su tercer chispazo literario... " (...)

(...)

"Sucre y todos los pueblos que integramos el departamento de Cajamarca, somos privilegiados por tener un frondoso corpus de anécdotas que ocurren en diferentes momentos históricos a través de la oralidad de sus gentes y por ello, aún se mantienen con vida y seguirán presentes a través de la historia".

(...)

"Estos relatos armoniosamente descritos sobre las vivencias de Gilmer Aliaga, van enmarcados en moldes dorados por Leoncio, quién ha heredado la chispa y salero de su padre; cumpliéndose así el adagio "de tal palo tal astilla".

Gutemberg Aliaga Zegarra
(Prologuista)
Cajamarca, abril de 2017.

"La perseverancia es el don de los que están a cargo de esta aventura escrita, por qué desmayar? Material hay, por qué no plasmarlos? El "viejo" no ha sido malo, sigamos contando su vida. "Óyete carajo tercera parte" viene con lo suyo, nos han encandilado con los dos primeros, pues, bienvenido el tercero. Las historias, sencillas de leer, tienden a transportarnos a lejanos y casi olvidados tiempos, noches sin luz: viajes en camiones; viejos parientes, amables unos, abusivos otros; cucúfaterías ( de cucufato, personas excesivamente puritanas, aún los hay y ahí están golpeándose el pecho en cada misa que van) olvidadas; amores que el tiempo ha ido borrando; miedos inexistentes; compadrazgos y amistades eternas; profesores atemorizantes y de los otros; viajes por carreteras suicidas. Aventuras fáciles de digerir y de emociones sin fin. Hay de todo, como en botica, como solíamos decir"

Elmer Castillo Diaz.
(Prologuista)
Sucre, otoño del 2017.

II

DICCIONARIO
REGIONAL

MACAREDO

Rodolfo Salazar Silva

(...)

"A lo largo de la historia siempre nos ha fascinado el origen , la diversidad y el dinamismo de la lengua o lenguaje, es indudable que es el medio fundamental de la comunicación humana".

"Actualmente los lingüistas calculan que en el mundo se habla más de seis mil idiomas, sin contar los dialectos y que el Español o Castellano está ubicado en el tercer lugar de más hablantes en el mundo".

(...)

"Se aclara que dialecto es una variedad de la lengua y como ejemplo se pone que el Castellano fue un dialecto del Latín, pero con el tiempo este dialecto se hizo lengua y REGIONALISMO, son vocablos o giros propios de una región determinada,... (...)

"Para muchas personas, a estos regionalismos se les llama Barbarismos; pero es mentira, puesto que, Barbarismo, es un error de dicción o son palabras castellanas mal habladas, pero estos regionalismos son palabras bien habladas y tienen su propio contenido semántico"

En el distrito de Sucre, antes Huauco, provincia de Celendin, departamento de Cajamarca y distritos aledaños a éste, se usa con marcada frecuencia vocablos propios de la zona que tienen origen en las lenguas nativas del Perú y de otras lenguas ajenas a las autóctonas y hasta del mismo Castellano, pero con otro significado según la Real Academia de la Lengua Española; a estos vocablos se les llama Regionalismos".

"El presente trabajo tiene la intención de seguir cultivando y enriqueciendo el lenguaje humano; porque acá en el Perú, según los lingüistas contemporáneos no existe un mejor o peor Castellano, sino que en cualquier lugar se habla bien el Español o Castellano, puesto que la comunicación y entendimiento es perfecta en esta lengua, solamente se respeta a los regionalismos que son propios de cada zona"

(...)

Macaredo
(Autor)

III

ZARZAMORA

Editorial

Zarzamora, el hijo prodigo de Sucre, vuelve...

"Ha llegado nuevamente la fiesta de mayo... (...)

"Sucre este año nos abre sus brazos y Zarzamora, tu folletín de amenidades regresa cual hijo prodigo que desaparece un tiempo y vuelve humildemente con el deseo de sentir el abrazo sincero de sus hermanos que lo acogen, leen y que al hacerlo nos hacen sentir importantes porque en algo cooperamos para que tu estadía en estos días festivos sea más divertida".

(...)

"En este quinto número, esperamos acompañarte con nuestro estilo de narraciones, salpicadas de humor sano y siempre identificados con nuestra tierra. Saludos cordiales amigos en honor a San Isidro Labrador".

El directorio.

IV

"Parece mentira, pero es verdad"

De Gutemberg Aliaga Zegarra

(...)

"Sin duda, la intimidad del presente nos lleva a las experiencias vividas, porque una de las formas de tocar esperanza del futuro es apelar al recuerdo del pasado; la memoria nos permite mantener fresco el pasado, pues, como seres humanos poseemos una emoción tridimencional: no solo pertenecemos al presente, sino también al pasado y al futuro. En los relatos de Gutemberg Aliaga advertimos la mirada al pasado para rescatar la conciencia histórica, las costumbres y creencias, la idiosincrasia individual y colectiva. Es una forma de devolver a determinado grupo humano las raíces de su identidad. Pero además, la evocación del pasado, en estas breves narraciones del autor, tiene una plausible función integradora con el transcurrir de su existencia, porque a la vez se constituye en motivo de encuentro con paz interior, pues, sus andaduras están ancladas visceralmente en su diario vivir".

(...)

Luzmán Salas Salas.
(Prologuista)

"Parece mentira, pero es verdad" es un testimonio intimo de Gutemberg Aliaga Zegarra, que reparte sus reminiscencias en las páginas de este libro en formas de sensibles estampas o viñetas de fluida brevedad, en tono muy personal y destacable. A cada una le antecede un acertado epígrafe, de los cuales quizá el que hace más evidente los propósitos del autor es el que pertenece a Gabriel Garcia Márquez: "La vida no es lo que uno vivió; sino lo que uno recuerda y cómo lo recuerda para contarla".

(...)

"Con un grato sentido del humor, el autor nos hace otras revelaciones que animan este rico testimonio donde aflora a raudales la ternura, intercalándose con resplandores de entusiasmo al tiempo que nublándose con la melancolía que traen las reminiscencias, los tiempos idos, la vida trabajada que llevamos (como diría Jorge Manrique)

(...)

Leer "Parece mentira, pero es verdad", obra testimonial de Gutemberg Aliaga Zegarra, por la sencillez, fluidez y naturalidad del lenguaje con el que nos narra sus recuerdos resulta una deliciosa y convincente plática con el autor. Plática que no solo atrapa desde sus primeras líneas sino que, lo más importante, hace al lector partícipe del gran amor al terruño donde transitó y transita su existencia".

Jorge Diaz Herrera.
(Prologuista)

"Parece mentira, pero es verdad", es la demostración de la capacidad de asombro que posee Gutemberg Aliaga Zegarra ante hechos que -complejos en su sencillez y sencillos en su complejidad- suceden donde él vive y\o frecuenta. Personajes reales, con nombres y apellidos reconocidos y reconocibles, dan vida a treintaidos textos vinculados por el hilo exquisito de la sensibilidad de un autor que es, qué duda cabe, el mayor referente de la narrativa sucrense actual. He aquí un conjunto de acontecimientos enlazados por la fina narrativa de Aliaga quien demuestra, una vez más, su constancia como artista literario: testimonio altamente valorativo de su obra intelectual permanente.

William Guillen Padilla
Contracarátula del libro 
Lugano, Suiza, 2016.


******

La gente opina (*)

Alrededor, y aparte de los comentarios que las obras en si han podido generar; hay sentimientos que han aflorado y que han sido vertidos espontáneamente por varios paisanos. Aquí algunos botones de muestra; el resto, a la camisa:

"Se comportan peor que vendedores de chucherías, haciéndose la competencia por ganar los pocos clientes que a la feria han venido"

"No respetan ni la procesión del Santo, sorprendiendo e interrumpiendo a los que con devoción van con la imagen".

"No respetan ni su misma producción, los vendedores de papas u ollucos tienen más respeto al cliente que ellos; actúan como los "jaladores" de pasajeros en el terminal o paradero de Celendin o Cajamarca"

"Para evitar todo esto, por qué no se habilita un stand o kiosco en algún lugar público para abrir una especie de feria del libro"

(*) Guardamos la grabación e identidad de nuestros entrevistados.

(NdlR)

Día de la Madre: MÁS BIEN CELEBREMOS TODAS LAS HORAS DE LA VIDA

Por Mario Peláez Pérez

Las mamás son los seres mejor humanizados. Ellas dignifican la vida con torrentes de amor desinteresado, que construyen en el niño los cimientos de su futura inteligencia emocional.

Sin embargo, la historia no es lo suficientemente generosa. Solo les asignó un día en el convencional calendario, que con el correr del tiempo se ha convertido en feria de ofertas, generalmente de objetos domésticos (chirriante y penoso concierto de ollas y sartenes), más tarjetas multicolores con azucarados adjetivos, tan altisonantes que parecen impersonales. Cuando espontánea y sentida evidencia de amor es expresarlo sin adjetivos.

¿Cómo entender tan mezquina espiritualidad?

El machismo de la sociedad patriarcal es la raíz de esta precariedad. Si para los niños no se hubiese establecido las diferencias (en tanto decisiones culturales, y no por factores biológicos) hasta de colores y fuegos: “las niñas, el rosado, las muñecas y los yaces; los niños celeste, pistolas y pelotas”; y si para los jóvenes no se hubiese fomentado diferentes roles, pudores (como la virginidad) y temores, entonces en el momento de ser madre no cabría la división absurda de las tareas propias de la vida diaria. Por tanto, no existirían las “reinas de la cocina”, sacrificadas y abnegadas hasta anular su ser, y tampoco los machazos que tiene las “riendas del hogar”...

Estemos seguros que la humanidad daría un trascendental paso solidario si, con recíproco amor, celebráramos a las madres todas las horas de todos los días de la vida. (Hasta el próximo domingo, amigo lector).

CAJAMARCA REGIÒN EMPOBRECIDA. DESLINDE DE RESPONSABILIDADES (3)

MEGAPROYECTO CONGA. RESPONSABLES DE SU PARALIZACIÒN

Por Ing. Secundino Silva Urquía

En artículo anterior resalté como despropósito, acusar al movimiento socioambientalista de Cajamarca, como “responsable de la actual crisis de la región, por `paralizar` el megaproyecto Conga”; y afirmamos que eso equivale a culpar a la otra parte, a los pro-mineros: “por dejarse avasallar y ser incapaces de organizar un movimiento social mayor, que contrarreste la acción de los contrarios”. Mientras, los verdaderos responsables de esa crisis, celebran los enfrentamientos entre sectores ciudadanos de la misma región, bajo el “divide y reinarás”. Es decir; los capitalistas megamineros, ya con el botín en sus arcas; miran complacidos desde su balcón, cómo los saqueados, contaMINAdos y explotados, más empobrecidos que antes, se pelean entre sí. Unos defendiendo el agua y medio ambiente; y los otros reclamando “inversiones”, que dejan las añoradas migajas megamineras. Así, irresponsabilidades y latrocinios de los saqueadores, depredadores y convenidos, “van pasando piola” o quedando en el olvido.

También señalamos la paradoja megaminera, de cómo el empobrecimiento de Cajamarca se acentuó con el boom de ésta actividad extractiva y se  agravó a nivel extremo. Actualmente es la región más empobrecida y desnutrida del Perú; contrariando las esperanzas y expectativas de progreso, que el gobierno y Yanacocha S.R.L generaron al iniciarse la lucrativa actividad. Esto que parece un cuento de terror, es la pura verdad.

Es muy crítica la situación de la población cajamarquina; incluso, la del sector que, directa o indirectamente, dependía y depende de Yanacocha SRL. Este también siente la crisis, porque desde finales del 2011, la misma empresa paulatinamente redujo salarios, sueldos, empleos, y canceló cantidad y variedad de servicios. Los motivos reales fueron: caída mundial del precio de los minerales, agotamiento de la mina de oro que explota desde hace más de veintitrés años. Por tanto, la “paralización de Conga”, sirvió a la empresa megaminera, de pretexto perfecto para esta reducción de empleos y cancelación de servicios. Y, de modo pilatesco y maquiavélico, culpa de la crisis que contribuyó a generar, a los defensores del medio ambiente. Esto explica el odio que manifiestan en las redes los trolls, convenidos fanáticos de la minería, y demás personas engañadas que insultan, descalifican y amenazan a líderes visibles y personalidades que se identifican o solidarizan con la causa ambientalista de Cajamarca.

En este sentido, los asesores de Yanacocha S.R.L, parecen haber aconsejado, mantener la falsa esperanza y errada posición del “Conga va sí o sí”; para que el sector interesado y pro-minero, siga acosando y atacando a la posición de resistencia ambientalista que lo rechaza con su firme “!Conga no irá jamás!”. Atizar este enfrentamiento es una irresponsabilidad más de esta empresa que ha causado ya demasiados daños, perjuicios y conflictos en Cajamarca; recordemos algunos: derrame de mercurio y muertes en Choropampa; muerte del campesino Isidro Llanos; conflicto por la amenaza depredadora al cerro Quilish; desaparición y contaminación de fuentes de agua; persecución y agresión a Marco Arana y otros líderes ambientalistas; represión y muertos en Celendín y Bambamarca; etc. De este modo tenemos latente en Cajamarca, a uno de los más emblemáticos conflictos socioambientales del Perú y el mundo. (De este y su posible desenlace, trataremos en el próximo artículo).

¿Por qué Yanacocha S.R.L no dice la verdad, ni acepta irresponsabilidades? ¿Por qué no fue ni es autocrítica? ¿Por qué no fue ni es proactiva? ¿Por qué no supo cultivar y mantener buenas relaciones sociales y comunitarias? ¿Por qué no cuidó bien su propio negocio…? Son preguntas que la opinión pública y entendidos las ciencias sociales y empresariales, se hacen. Nosotros encontramos las respuestas a estas preguntas, en la naturaleza misma del sistema capitalista y su modelo neoliberal, extractivista y minero-rentista. Hemos dicho que éstos no aceptan fallas, no conocen la autocrítica, tienen mucha soberbia y angurria; y por lógica, mucho de eso, asimiló Yanacocha S.R.L; se lo guarda en su estructura, y lo aplica en su accionar.

En algún momento del año 2007, recuerdo haber leído en “El Comercio”, un artículo del periodista viajero Rafo León. Llamó mi atención el texto, porque relataba su participación en un “domingo de Ramos” o “fiesta de las cruces”, en la comunidad cajamarquina de Porcón; vecina colindante de la segunda mina de oro más grande del mundo; que justamente explotaba y explota Yanacocha SRL. Lo que Rafo León resaltaba, en el cuerpo de su artículo, era su sorpresa por no haber visto en dicha festividad a ningún funcionario o gerente de dicha empresa. Por esta lectura, y ya en aquel año, concluí que esta megaminera soberbia, tenía un pésimo manejo empresarial de sus relaciones sociales y comunitarias; y que eso le iba a pasar factura tarde o temprano. Y así fue.

Por tanto, los responsables de que el INVIABLE megaproyecto Conga, al margen de la sospechosa aprobación de su EIA que lo hizo “viable”, se haya paralizado; son los propios ejecutivos de la empresa minera. Aquellos que no supieron gestionar, gerenciar o cuidar bien su propio negocio; esos que no supieron establecer ni manejar buenas relaciones sociales y comunitarias; los que no aplicaron la proactividad ni la  previsión; los mismos que no avizoraron el conflicto socioambiental en sus primeras fases; etc. Basta mencionar a los representantes de las firmas que conforman Yanacocha SRL: Roque Benavides, actual presidente de la CONFIEP y representante de Buenaventura Ingenieros; el mismo que en entrevista a un medio norteamericano, dijo que odiaba el término “licencia social”; ¿odia también a la gente que le dice NO a Conga? Carlos Santacruz, representante de la transnacional NEWMONT, es el otro. No hace falta mencionar a ejecutivos de menor rango; ellos son solo corresponsables...

Finalmente, quiénes aún creen que “la megaminería trae desarrollo y progreso”; deben saber y entender que sus actitudes conflictivas de culpar, de malas formas a quienes no corresponde, de su desempleo y problemas económicos; no ayudan en nada a solucionarlos, sino que los pueden agravar. Ahora que ya saben quiénes son los verdaderos responsables…
Tumbes, 18 de mayo del  2017


Artículo 4: CONFLICTO POR EL MEGAPROYECO CONGA. ¿CUÀL SERÀ SU FINAL? 

Mural en pared celendina: http://chungoybatann.blogspot.pe/2014/10/pintura-resistencia-celendina.html

jueves, 11 de mayo de 2017

Narrativa: Tres cornadas… un milagro (cuento)

POR SALGUD

Era el día central de la fiesta, fieles y devotos se convocaron a la iglesia para sacar al santo en procesión. Era esto parte de la costumbre, era esto parte de la tradición de un pueblo andino, tradición que se había arraigado desde hacía centurias, tradición que se había hecho carne en la mentalidad general de la gente, de la gente simple y sencilla, franca y amable que vivía en esta agradable comarca, en la que el santo Isidro ocupaba la más alta investidura de los retablos en la iglesia consagrándose como “El Patrón” del pueblo de Sucre, el santo protector de la agricultura, a la que se dedican la mayoría de la gente de esta hermosa y pintoresca villa que ostenta rancios aromas entremezclados de una costumbre hispano católica; pero… ¿por qué hispana? – se dirá usted – Si, eso merece aclararse y lo haré: Nada más porque siempre, todos los años de Dios, a la par de la fiesta de celebración católica era infaltable la celebración de la gran fiesta brava, la gran corrida de toros y, para que esto se hiciera realidad era infaltable que desde las lejanas y elevadas tierras del fundo “El Sauco” se trajeran a los mejores ejemplares de toros o vacas bravas en conjunto, las cuales venían amadrinando a la manada. Esta actividad difícil y fastidiosa, estaba a cargo del “Comité Taurino”, el mismo que comisionaba a ciertas personas que debían cumplir con ciertas habilidades especiales, Aquí hablaremos de algunas de éstas características: debía ser gente Joven, muy valiente y como quien dice, con capacidad plena y suficiente para que en cualquier momento puedan “tomar el toro por las astas”.

Y así fue, que Justo en aquel recordado año, la responsabilidad de traer los bravos a Sucre recayó en manos del nada menos que reconocido puntero llamado “Cashaconga”; que para ese entonces era un tipo joven, recio, bravo, corajudo, con una voz de trueno como para carajear a cualquier bestia y para remate de todo esto, manejaba como un demonio los cuchillos, machetes y dagas puesto que estamos hablando del camalero del pueblo; así que con él en la comisión la cosa estaba asegurada y el problema estaba resuelto; pues cualquier torito bravo, que se pondría malcriado, al presto podía terminar en alguna olla de guiso, antes de tener el gusto o la gloria de ser banderilleado y aplaudido en coso taurino, revolcando a algún torero.

Pero como en esta vida no hay nada perfecto, nuestro amigo Cahaconga podía ser el “puntero” o “arriero ideal” para traer los bravos desde la hacienda hasta los corrales del coso; pero tenía un pequeño defecto: El hacía las cosas solo, a su modo, con propia autosuficiencia, sin avisar ni coordinar con nadie. Y así fue que en ese bendito día de Dios en que se daba la lenta y parsimoniosa procesión del santo por las calles de Sucre, justo en esa misma hora, cuando el anda del Santo Patrón estaba marchando al son y el acorde de una clásica música sacra por la calle de Minopampa, nuestro bravo pero nada precavido “puntero”, llegaba desde el Sauco arreando a una numerosa manada de reses e irrumpiendo por la referida calle, a los gritos de ¡Ea! ¡Ea! ¡Ea! ¡Toma! ¡Toma! ¡Toma! ¡Entra! ¡Entra! ¡Entra!, etc. etc. Nuestro amigo Cashaconga, al fin, pudo darse cuenta - muy tarde - que la había fregado todo, cuando vio que había metido a los bravos en la misma calle y en la misma hora por donde se iba la santa procesión con banda de metal y gran cantidad de gente; gente que al escuchar a sus espaldas el grito angustioso y desesperado de ¡¡¡Los Bravos!!!...¡¡¡Los Bravos!!!...se puso como loca en histeria colectiva y, montando en pánico y antes de que cante un gallo, o mejor diré, antes de que bufe un toro, echaron pies en polvorosa, corriendo por donde sea en gran desesperación, de esas que obedecen a la terrorífica idea de ¡¡¡Sálvense quien pueda!!!

Pero como siempre, alguien tiene que pagar el pato, los platos rotos o lo que sea, más que los demás, la peor parte la llevaron los que en ese preciso momento fungían de cargadores del anda de San Isidro y los músicos, ya que estos estaban prácticamente “amarrados” por la circunstancia. Ante tan alarmante realidad, no hubo tiempo para que pensaran, que tipo de designio o de mala suerte les había llegado, qué habían soñado la noche anterior para que les pasara lo que a ellos les estaban pasando. No había tiempo para filosofar y preguntarse: ¿será tal vez una prueba de fe que San Isidro les estaba poniendo para ver su fortaleza y hasta donde era firme su gran devoción hacia él? O era a lo mejor algún castigo porque algo o alguien había enojado al santo…Nada…No hubo tiempo, estoy seguro que no hubo ni siquiera un segundo de tiempo, para que en su mente dislocada por el pánico, pronunciaran en ese bendito momento: ¡¡¡Santo…donde te pongo!!!...Lo cierto es que de todos modos, pusieron al santo a un ladito de la calle y al pobrecito lo abandonaron a su suerte; mientras ellos, los músicos y todo el mundo corría por sus vidas, que dicho sea de paso, en su mayoría eran malas vidas; pero para ellos en ese preciso momento valían mucho, estoy seguro, más que la vida de un rey.

Los bravos irrumpieron sobre el gentío, muchos caían y eran atropellados, ya por las reses o por la gente en su desesperación. Otras personas fueron golpeadas, corneadas, tumbadas, etc. Por allá se veía a alguien entrando en alguna casa - ajena por cierto y sin pedir permiso - o doblando la esquina para escapar de la turba. A otros se los podía ver metiéndose debajo de algún carro estacionado; en otro lugar alguien había perdido la ropa en los ajetreos y ya estaba como quien dice en paños menores, algunas mujeres perdieron sus paños y pañoletas que se ponían una sola vez al año, mostrando sin querer sus pellejos al aire; algunos hombres perdían sacos y billeteras en -sabe Dios- qué estrujamientos salvajes. Y, al tiempo que esto pasaba; atrás de todos, en desigual y fiera batalla con los bravos, nuestro amigo Cashaconga, con azote en mano y sobre un caballo, se debatía cual un “fierabrás” sobre los flacos lomos del jumento (que más tenía de leñatero que de mayoral), gritaba jadeando como loco en sus desesperados intentos por corregir el problema al tiempo que vociferaba a voz en cuello: ¡¡¡Puto toro…Puta Vaca!!! Y otros improperios irreproducibles en esta página decente; sin conseguir que los bravos le hicieran un puto caso pues ya estaban completamente en furiosa desbandada. Lo cierto es que todo el mundo corría a salvar sus vidas, menos tres personas que ahora mismo se convierten en notables e inolvidables en esta historia; siendo por ello dignas de mención: la primera, el mismo santo que sobre su anda se quedó incólume y sereno como si en el fondo supiese que nada malo le pasaría, como así fue. Los toros y las vacas bravas pasaban arremetiendo a “tirios y troyanos”, pero al santo no le hicieron nada y lo dejaron ileso en el lugar que los católicos miedosos le habían dejado. Esto a veces ha sido catalogado como un hecho milagroso, si se tiene en cuenta que la capa del santo era de color bermejo y se sabe que estos animales siempre acuden al rojo.

La segunda persona que no corrió; pero no porque no quisiera hacerlo, sino porque simplemente no podía hacerlo, era un músico de la banda Santa Lucía de Moche que tuvo la mala suerte de cargar una gran Tuba metálica que llevaba amarrada a su espalda con una gruesa correa de cuero curtido, imposible de desatar en estas emergencias. Un “casi búfalo” de cuatrocientos kilos lo atacó ensartándole el cacho por el hueco de la tuba y llevándolo arrastrado cuesta abajo, como a un muñeco al que agitaba violentamente por los aires.

Después de una brutal correría de al menos cuadra y media, al fin lo depositó al borde de una chacra de maíces cultivada en uno de los lotes del costado de la calle que aún no habían cercado, quedando el pobre casi muerto, pálido como una cera y tan mal parado que ni los pichones que estaban comiendo los maicitos en la chacra le dieron mayor importancia y esto que parecía espantapájaros.

La tercera persona que nunca corrió, fue una viejita casi ciega y con su espalda tan doblada como una luna en cuarto menguante, pues miraba al suelo prácticamente y en ese momento se encontraba parada en su puerta (pues quería sentir el paso de la procesión), ella no era consciente del grave problema que estaba ocurriendo, creía que era la bulla y la algarabía de la fiesta y - hasta dicen por ahí - que incluso cuando una de las vacas bravas pasó bufando por su lado y raspándole el pañolón, la viejita muy despreocupada le dijo: ¡¡¡para que te apuras hijita …si la procesión está cerca”... a lo que la brava sólo le respondió con un salvaje resoplido y ¡¡¡BUFFFFFF!!!...siguió corriendo a meter cacho.

Era obvio que la abuelita se salvó de milagro de tener una muerte dolorosa y ahora se sabe que, lo que le dijo a la vaca, lo dijo creyendo que la que pasaba era su sobrina que era muy apurada para ir a las fiestas.

Está muy claro que esto es otro milagro de San Isidro, quien no quiso que su ya longeva devota muriera entre cuernos y cornadas de una vaca nada, nadita mansa y encima enfurecida.

Salgud, mayo 2017

miércoles, 10 de mayo de 2017

(“La mitad del cuento es cosa mía. La otra mitad del lector”) ¿EN DÓNDE ANDA LA CONVERSACIÓN?

Por Mario Peláez Pérez.

Ni se te ocurra olvidar… Anota, anota, sábado doce a las cinco de la tarde y hasta el fin de las horas, sentenció Ricardo Grandes. Él, siempre locuaz como su longeva calvicie, me invitaba a pasar un “jodido día” arropado de buenos amigos y vinos. Suerte del vino, me dije, que no solo depende de las cepas, sino de la conversación que lo acompañe.


En efecto, el sábado asomó, y uno a uno fuimos llegando. No faltó quien trajera una botella de vino bajo el brazo, y por cierto el ramo de flores de Beatriz.

—Lo mejor es que son flores de mi jardín, sembradas, abonadas y cortadas con estas veteranas manos, dijo sonriendo.

—Menos mal que no dijiste “y virginales”, exclamó Manuel con cariñosa sonrisa.

—Claro que sí, metafísicamente hablando, agregó Beatriz.

Algunos vestían convencionalmente, otros anárquicamente y dos o tres como los cogió el día anterior. Pero eso sí, todos lucían una espléndida sonrisa, en nada parecida a las recomendadas por los manuales de “buenas costumbres”… Eran sonrisas que con el correr de los minutos se agigantaban como carcajadas, humanísimas carcajadas que nutrían los ánimos. Se conversó de todo, con todos y todos a la vez, y ninguno habló en primera persona, más si con epítomes. Se conversó de política, aunque en puntas de pié y siempre con comillas, como corresponde a los tiempos que corren, donde la política es un asunto policial, colmado de humor negro.

—Les cuento, les cuento, dijo Teresa, hay un político grandote con un ego aún más descomunal, que afirma tener el mismo honor del Espíritu Santo y ser autor de las palabras que se irroga el filósofo Hegel, al afirmar que él redacta los discursos de Dios, mucho antes que la Divinidad decida crear el mundo. Pero lo más hilarante es que muchos le creemos…

Todos rieron. Ninguno arrugó el entrecejo.

También se conversó de fútbol. La mayoría era de la Alianza y de la U. solo dos éramos del Muni. Para sorpresa, las mujeres opinaron sobre tácticas, aunque con temperada afición; idem de cine; del tráfico infernal; de malicias de doble sentido, pero como pié de página. Desde luego se conversó de los tiempos idos que aireaban la memoria y afinaban el espíritu, entonces las vivencias resucitaban en tropel con el apremio de recrearse como realidades surrealistas, de sumar vida. A cual más contadas con inteligente ironía y audacia, y lo mejor, sin suntuosidad de adjetivos.

Pero lo emblemático fue que no hubieron interrupciones o emboscadas subjetivas, que nublen la invisible afectividad del ambiente.

Muy entrada la noche, cuando las sombras encrespaban y no podían ocultar sus pretensiones, sonó caudaloso y estrepitoso un teléfono móvil, que ahora no solo es tecnología sino dispositivo psicológico, y todos al unísono, antes de chequear el propio, lamentamos tan pedestre y vil incursión que dejó al desamparo la reunión. A los rostros retornaron, muy a pesar, la avalancha de las máscaras y los protocolos.

En la puerta de salida, y con un pié en el taxi, escuché a Beatriz.

—Ricardo, ¿cuándo es tu próximo cumpleaños…? 

Es posible que lo dijera como un acto de resistencia, murmuré.

Entonces reinó el silencio de la noche…

CAJAMARCA REGIÒN EMPOBRECIDA. DESLINDE DE RESPONSABILIDADES (2)

RESPONSABLES DE LA CRISIS ECONÒMICA EN CAJAMARCA

Por Ing. Secundino Silva Urquía            

En anterior artículo, con datos del INEI, se demostró que: minería ni megaminería traen progreso para los pueblos. Ejemplo, reciente y patético, es Cajamarca: más de veintitrés años sustrayendo oro de la segunda mina de oro más grande del mundo; para de cuarta, pasar a ser primera región empobrecida del Perú.

Primer gran responsable: Cajamarca es el mejor portal para ver y convencerse del total fracaso del sistema capitalista salvaje, angurriento, depredador e injusto; y de su modelo económico neoliberal, extractivista y minero-rentista. Por tanto, subrayo al mayor responsable de la situación dramática de Cajamarca: el sistema y su modelo.

Segundos grandes responsables: los sucesivos gobiernos derechistas y centralistas; sumisos al capitalismo y fanáticos de su modelo. Mantuvieron, por décadas, una injusta distribución de la riqueza del país; dándole siempre más a Lima y grandes ciudades, a costa de la postergación de los pueblos andinos del interior del país. Cajamarca fue la gran víctima de esos gobiernos; y solo lo ubicaron en el mapa, cuando supieron que en las alturas de solo dos de sus provincias (Cajamarca y Celendín), se concentraba el ochenta por ciento de todo el oro del Perú.

Responsables, entonces, son todos los ex presidentes que antecedieron a Juan Velasco Alvarado y los que lo sucedieron. Por qué se salva Velasco? Primero, porque con la reforma agraria, acabó con la casta de los todopoderosos hacendados, abusivos y explotadores; dignificando al campesino. Segundo, porque con la reforma agraria creció la ganadería y los ingresos de la población. Tercero, porque un discípulo suyo, el Gral. cajamarquino Rafael Hoyos Rubio, influenció para que se asfalte la carretera de penetración, desde Ciudad de Dios; una de las pocas obras de impacto hechas para la región en toda su historia.

En 1993, el delincuente Alberto Fujimori y sus cómplices, autorizaron a NEWMONT & Buenaventura Ings. (Yanacocha SRL); extraer oro de sus cumbres y llevárselo a “precio de gallina muerta”; y como se demostró, solo dejó mayor empobrecimiento para la región.

Terceros grandes responsables: la transnacional minera Yanacocha SRL, que inició su accionar estafando campesinos cajamarquinos con la “compra-venta” subvaluada de sus tierras, llámese robo. Generó falsas expectativas de progreso en la población. No fue proactiva ni realista. Fue soberbia, angurrienta, e irresponsable en el manejo de los estándares ambientales. Fue y es presuntamente corrupta y corruptora.

En este nivel de responsabilidad están, además, los gobiernos regionales, provinciales y locales, que a partir de 1993 se dejaron cojudear, marear, engatusar, engañar, timar, etc. con los “mendrugos” o “migajas” del “canon minero”. Nadie cuestionó esos míseros montos de “aporte al desarrollo de la región” que nunca pasaron del 2.00 % de la producción total de minerales. Lo aceptaron y lo aceptan, sin chistar. Nunca entendieron ni entenderán que con “migajas” como presupuestos, no sale una región del empobrecimiento extremo; tampoco, que ni los más millonarios presupuestos, repararán los impactos o daños megamineros al medio ambiente.

Corresponsables de la situación actual de Cajamarca, son los gerentes de Yanacocha SRL: Roque Benavides, el dueño de Buenaventura Ingenieros; Carlos Santacruz, el representante de NEWMONT, la socia norteamericana; y otros más que mencionaremos en el siguiente artículo.

Corresponsables son también, los ex presidentes regionales de Cajamarca: los “migajeros” Felipe Pita Gastulomendi, Jesús Coronel Salirrosas; y también Gregorio Santos, hasta que en noviembre del 2011, éste hábilmente se pasó al lado del pueblo, al estallar el conflicto por la pretendida imposición del letal megaproyecto minero CONGA.

Corresponsables son los ex alcaldes de Cajamarca: el primero y más desvergonzado “migajero” y “felipillo”, es Luis Guerrero Figueroa. Este politiquero tránsfuga, pagado por Yanacocha SRL, viajó a USA en 1993; regresó y “le abrió las puertas de la ciudad, para que entre como a su casa”. Otro es el extinto aprista Emilio Horna Pereira, creador del pro minero “Colectivo Cajamarca”, junto con el mismo Luis Guerrero y Jorge Vergara. Otro más es Ramiro Bardales, anterior e improductivo alcalde. Y el último, es el fujimontesinista Manuel Becerra; quién, embelesado, sigue recibiendo las “migajas”. Entre los ex gobernadores está el detestable humalista Ever Hernández, alias “gringasho”.

Estos personajes, franeleros de la irresponsable Yanacocha SRL; además de robarse también parte de las “migajas”, traicionaron a Cajamarca. Durante el conflicto por CONGA, se movilizaron con mineros y pro-mineros para minar el paro indefinido del pueblo cajamarquino; y, de algún modo, colaboraron con la violenta y criminal represión policial-militar a esa justa protesta.

Ahí están, ellos son, que el pueblo los juzgue.

Pero, cuidado, el capitalismo NO reconoce errores o fallas, ni en aplicación de su modelo neoliberal. Su naturaleza no es autocrítica. Para engañar de que es “lo mejor” o “lo más avanzado”, cuenta con sus propios medios de desinformación. El capitalismo casi a extinguido al periodismo independiente, al imponer el periodismo de opinión pagada, ese que “mata” al libre pensamiento y el análisis crítico. Así pretende que aceptemos, siempre como “verdades”, todas las mentiras oficiales. En este sentido, la prensa basura, desinforma acerca de los daños y perjuicios de la megaminería a Cajamarca. No publica acerca de la inviabilidad del megaproyecto CONGA. Tergiversa la justa lucha cajamarquina en defensa del medio ambiente, el agua y la vida. No informa o cómo Yanacocha SRL fregó la vida a miles de humildes campesinos con contaMINAción del suelo, aire y agua de Cajamarca; y continúa con agresiones, juicios y amenazas; como en el conocido caso de Máxima Acuña. Con mentiras, pretenden que la opinión pública, nacional e internacional, vea a los cajamarquinos como “gente ignorante y problemática, opuesta a inversiones que acaban con la pobreza y traen progreso”. Qué tal cuajo! Se pretende que las víctimas de las irresponsabilidades del sistema, estado, transnacionales mineras y autoridades, aparezcan como responsables de su propia desgracia. Esto es absurdo e  inaceptable.

El despropósito de acusar al movimiento socioambientalista de Cajamarca, como responsable de la actual crisis de esa región; equivaldría a culpar a la otra parte del pueblo; a los pro-mineros: “por dejarse avasallar y ser incapaces de organizar un movimiento mayor al de sus contrarios”. Absurdo: “los vivos” de arriba, quieren que “los tontos” de abajo se distraigan peleándose entre sí; mientras ellos “tapan” sus irresponsabilidades y latrocinios. Así: prensa basura, convenidos, tonto útiles y desinformados, irrumpen en defensa torpe del sistema y su modelo; y también de las irresponsables mineras. En las redes muestran su desesperación. Como sienten que la verdad y la razón no están de su lado; se frustran, insultan y amenazan. Recuerden nomás cómo, en una entrevista radial y televisada, el recalcitrante y braguetudo minero Aldo Mariátegui, frunció su odioso ceño y tiró los micrófonos a la mesa, impotente de refutar al congresista Marco Arana, precisamente en un debate sobre el tema minero.
Chiclayo, 06 de mayo del 2017
(Continuará…)
Parte 3.- RESPONSABLES DE LA PARALIZACIÒN DEL MEGAPROYECTO CONGA


¿Funerales de la clase trabajadora? LA HORA CERO DE LA IZQUIERDA

Por Mario Peláez Pérez

Por cierto que la realidad que nos involucra hoy en día es muy distinta a la de hace apenas 40 años. Ahí están al por mayor internet, la robótica (que dentro de poco los robots serán de la familia…), la informática, la nanotecnología, entre otros. Pero también la deshumanización que solventa el urbanismo del mercado, las astronómicas diferencias socio económicas entre los seres humanos. Lo que de modo alguno significa que los pobres y excluidos siempre serán pobres y sin futuro. No. No habrá funerales de la clase trabajadora porque la dialéctica jamás se jubila, como tampoco la historia se congela.


Entonces en tal novísima realidad histórica a nadie se le ocurría abordarla con los instrumentos políticos propios del siglo XX. Que en el caso del marxismo algunos han caído en desuso. Tales como el partido único, la dictadura del proletariado, la lucha armada, el culto a la personalidad. Pero se dá el caso de que las cúpulas de “izquierda” han abdicado totalmente de la ideología marxista. Olvidando inclusive el valor ético por los pobres y su contribución a la gran historia. Por eso ahora son las dirigencias ultraderechistas quienes lideran los sectores populares; por ejemplo Marine Le Pen en Francia y el fujimorismo en el Perú.

Así y a pesar de todo, el marxismo sigue siendo franca y tenaz aposición al neoliberalismo. Nítida forma de entender críticamente el mundo y de luchar contra las desigualdades, todas evitables. Más aún, su presencia es requerida considerando la perversa alienación que viene sufriendo el trabajador, a consecuencia de la publicidad subliminal de una sociedad ultra materialista y del propio desempleo. Al extremo de que el mismo trabajador cree ser ya el culpable de su pobreza. Él y solo él. Como si dijese “nací desgraciado y moriré desgraciado”; y entonces pretender normalizar lo anormal, lo absurdo.

¿ Qué ha pasado realmente con las diligencias de izquierda que se han licuado y enlodado?.

La respuesta es puntual: estas “izquierdas” han sido ganadas por el escepticismo, en absoluto parecido al escepticismo de Gramsci, por el individualismo sin ápice de lo social y por el consumismo oportunista. Nada de ello, sin embargo, les impide conservar la expresión de inocencia ofendida, de la historia sufrida; y que sigan considerándose líderes ante sí mismos.

De todas las cúpulas de izquierda, la peruana es una de las más huérfanas de ideas, de iniciativas. Ella a lo más que atina es a jugar al enroque y a la gallinita ciega. Y vaya que ha tenido y tiene sinnúmero de oportunidades para levantar cabeza, considerando los mil problemas que corroe al Perú oficial. Verdadera involución: la hora cero de su historia. Por fortuna los pueblos no sufren estéreo esclerosis, ni claudican y no necesitan de la parafernalia del 1 de mayo. (Hasta el próximo domingo, amigo lector).

GRUPO LITERARIO “CREACIÓN HEROICA"

PRONUNCIAMIENTO

Las acciones violentistas y los intentos de golpe de la derecha venezolana en conciliábulo con el Departamento de Estado de los Estados Unidos y la OEA, dirigido por el nefasto Luis Almagro Lemes, atentan contra la soberanía de la República Bolivariana de Venezuela, la paz y la libertad de los pueblos hermanos de América Latina.

Es de vieja data, en el historial norteamericano, la práctica intervencionista y agresora en Latinoamérica contra toda organización política o gobierno que no se alinee con sus intereses hegemónicos. Esa ofensiva la sufre Venezuela desde que, con todas las dificultades coyunturales e históricas, Hugo Chávez inició, digna y valientemente, un proceso de cambios populares y revolucionarios.

Por esta razón los escritores y poetas peruanos agrupados en "Creación Heroica", llamamos al pueblo peruano a denunciar la injerencia de los Estados Unidos en los asuntos internos de Venezuela; asuntos y problemas internos que deben ser resueltos entre las partes en conflicto en el marco del respeto a la institucionalidad, a la voluntad del pueblo venezolano y al cumplimiento del mandato del presidente Nicolás Maduro para el periodo por el que fuera elegido democráticamente. El pueblo peruano debe de estar atento a la campaña mediática de la derecha que trata de desestabilizar a Venezuela y desprestigiar los logros sociales alcanzados por su gobierno, así, de esta manera, propiciar una posible invasión del Comando Sur de las Fuerzas Armadas estadounidenses en el sagrado territorio de Nuestra América.

El plan de los Estados Unidos, además de castigar el ejemplo de soberanía del pueblo y gobierno de Venezuela –el haberse salido del área de influencia de su dominio imperial-, es volver a tener el control de las riquezas naturales de la nación bolivariana e insertar a ésta en el orden neoliberal global, injusto, desigual y en permanente crisis.

Los escritores y poetas peruanos que firmamos este documento invitamos a que otras agrupaciones de nuestro mismo quehacer (artístico, literario, cultural en general) se adhieran a estas manifestaciones de solidaridad con el pueblo venezolano que defiende la revolución iniciada por su líder histórico Hugo Chávez, heredero del legado independentista y libertario de Simón Bolívar.

Nuestro insigne poeta universal César Vallejo fue militante de la causa republicana de España en su tiempo, quienes seguimos su legado integral apostamos también, militantemente, por el proceso liberador de la patria de Bolívar, cuya suerte es decisiva para la causa de los pueblos de América Latina.

¡Viva la República Bolivariana de Venezuela! ¡Viva la solidaridad entre los pueblos de América Latina! ¡Abajo la injerencia de los Estados Unidos en América Latina! ¡Viva el Perú! ¡Viva la Patria Grande!

Lima, Perú, 08 de mayo de 2017

Grupo Literario "Creación Heroica"

Luis Yañez Pacheco
Mary Soto
Jorge Aliaga Cacho
Arturo Bolívar Barreto
Rodolfo Moreno
Manuel Mosquera
Ulises Valencia

Adherentes:

Rosina Valcárcel Carnero
Raúl Gálvez Cuéllar
Winston Orrillo
Marco Tulio Rotondo
Luis Aliaga Pereira
Carmen Luz Gorriti
Gustavo Espinoza Montesinos
Augusto Lostanau
Pepe Beltrán
Gina Serna (cantante)
Teófilo Villacorta Cahuide (pintor y escritor).
Walter Lingán
José Pablo Quevedo
Wilfredo Díaz (docente universitario, (promotor cultural).
Juana María Puican Martinez. (educadora).

Siguen firmas...

martes, 9 de mayo de 2017

Fuscán: Homenaje por el Día Internacional del Trabajador y de la Madre.

El mes de mayo de 2010, la revista Fuscán N° 16, publicó tres poemas; dos dedicados al trabajador y uno a la madre. La nota de introducción de la sección cultural del órgano impreso de Celendin Pueblo Mágico fue la siguiente:


Día Internacional del Trabajador

HOMENAJE

Con la palabra poética de dos escritores peruanos, rendimos homenaje al trabajador y trabajadora de nuestra patria.

Leoncio Bueno y Julio Carmona fueron obreros de construcción y junto a otros trabajadores: mecánicos, carpinteros, textiles, etcetera, formaron el grupo de escritores 1° de Mayo en 1956.

Leoncio Bueno

Wayno de Comas

Un día la masa dijo: Somos o no somos?
Tomaremos estos cerros
Y he aquí, se alza una obra grande, enganchada
Al remolino
De la era espacial.

Llegamos los hombres de la masa
No teníamos agua para beber 
Pero plantamos árboles.

(En: La Guerra de los Runas)

Asno rayado

Mi abuela
mujer constante y leedora
se llamaba"Ragnut"
raro nombre. El burro
inconfundible a la distancia
por su clarín personal
fue mi primer amigo
y también mi maestro.

De él aprendí a trabajar como burro
a respingar como burro
y a enamorarme como burro.

Leoncio Bueno Barrantes, nació en el distrito de Chocope (1920), cerca de Trujillo. Autodidacta, desde niño trabaja en los cañaverales de las haciendas norteñas. En Lima fue peón de construcción y obrero textil. Ha publicado los poemarios: Al pie del yunque (1966), Pastor de truenos (1968), Invasión poderosa (1970), Rebuzno propio (1976), La guerra de las runas (1980)

Julio Carmona

Carta del obrero a su amada

Llego a tu corazón que me esperaba
como una flor abierta. Entro a tu vida
y encuentro que no tengo que ofrecerte
nada. Y nada te ofrezco. Como enantes
que te ví cociendo arroz, lavando platos 
y tampoco te ofrecí nada. Te dije solo
a mi amor lo calentaras en el fragor
de tu cocina. Te pedí lo cocieras a tu alma 
como uno más: un parche de esperanza 
No te ofrecí una fulgida mañana. Te dije, sí,
que al final de la helada soledad
había esperándonos un ascua
y te hablé de su flor no conquistada
y te pedí tus manos para ararla,
tus ajadas nuevas manos
para amarla. Te pedí tu perfume de lentejas
de aromático vinagre. Nada más
te pedí. Nada te daba. Pero tú 
me diste más y más de lo que ansiaba.

Me diste un hijo. Un hijo. Y una carta
de amor donde escribiste: Patria
o muerte. Y las rejas fueron de agua...
Por nuestro hijo, por tí, por nuestra casa
la alegría se me hizo tan cercana
Que he jurado escaparme de esta cárcel
solo para buscarte mañana
que jamás te ofrecí: Te he de buscarla,
aunque nos maten, vida, más
Los que nos matan.

Julio Carmona, nació en Chiclayo en 1945. En sus años de adolescente fue ayudante de construcción; después ingresó a la Escuela de Bellas Artes de Lima y a la Universidad de San Marcos, donde estudió Litetatura. Actualmente es profesor de la Universidad Nacional de Piura.
Entre sus libros de poesía publicados están: Mar revuelta, A nivel de la orilla, A orillas del Amar, No solo de Amor, Nada más que derramar el corazón, Espinas las de las rosas.

Perenne Amor filial

MADRE

Por Carlos Oquendo de Amat

Tu nombre viene lento como las músicas humildes
y de tus manos vuelan palomas blancas

Mi recuerdo te viste siempre de blanco
como un recreo de niños que los hombres
miran desde aquí distante.

Un cielo muere en tus brazos y otro nace en tu ternura

A tu lado el cariño se abre como una flor 
cuando pienso

Entre ti y el horizonte
mi palabra está primitiva como la lluvia o como los himnos

Porque ante ti callan las rosas y la canción

Carlos Oquendo de Amat. Nace en Puno en 1905 y fallece Navacerrada (España), 1936, en plena guerra civil española, adonde acudió en defensa de la humanidad contra la barbarie.

Escribió un solo libro: Cinco Metros de Poemas.

Chungo y batán Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger